logo en la gloria.png
Buscar
  • En la Gloria

Bodegas Luis Pérez: soñando con el mejor vino del mundo

Rodeados de viñedos y con las impresionantes vistas que nos regala una de las pronunciadas lomas de la campiña jerezana, nos damos cuenta de que nos encontramos en el lugar perfecto para arrancar este camino de placeres y disfrute de la vida. Nos encontramos EN LA GLORIA. Para ser más exactos, en la Hacienda Vistahermosa de Bodegas Luis Pérez, un espacio originalmente ideado como lugar familiar de recreo y actualmente convertido en una fábrica de sueños del Jerez vitivinícola. Quizás, uno de los lugares claves para el futuro del jerez.


Y es que la corta pero intensa historia de este proyecto jerezano nació sin pretensiones empresariales. La idea original no era otra que la de adquirir un terreno para que la familia disfrutara de su tiempo libre durante los fines de semanas. Así lo recuerda Willy Pérez, enólogo y alma de esta bodega: “La finca la compraron mis padres hace unos 20 años. En ningún momento planteamos que esto fuera una bodega. Es cierto que mi padre había sido enólogo en Domecq 24 años y eso había provocado que el vino tuviera mucha presencia durante toda nuestra vida, pero nuestra única idea fue plantar una pequeña viña para hacer un poco de vino para los amigos y para consumo en casa”.



Esos inicios tuvieron lugar allá por el 2004, cuando realizaron la primera cosecha en unos depósitos de la universidad. La prueba fue tan exitosa que a los amigos y allegados les encantaron esos primeros tintos nacidos de la albariza jerezana. La apuesta por el tinto en Jerez no estaba carente de riesgo, pero Luis Pérez era una persona conocida en el sector y su intención era dar un paso al costado, salir del camino del jerez y hacer algo distinto. Al fin y al cabo, la idea era simplemente disfrutar de un hobby. Pasarlo bien con el mundo del vino.

“De hacer una cosa para los amigos, al final acabamos queriendo hacer el mejor vino del mundo”

Pero, Willy nos desvela que fue la autoexigencia de los Pérez la que les hizo cambiar la ruta, y “de hacer una cosa para los amigos, al final acabamos queriendo hacer el mejor vino del mundo”. Y es que argumentos tenían para ello. De vender mil botellas se pasó a mil quinientas, a dos mil… y no se paró de crecer. No les quedó otra que constituir una bodega y así nacía BODEGAS LUIS PÉREZ.



El siguiente paso no sería nada sencillo: debían afrontar el angosto camino de la profesionalización y entrada en el mercado. A pesar de que la inclusión en el sector hostelero se producía nada más y nada menos que con Garum, Samaruco y Petit Verdot, (tres tintos de reconocido prestigio en la actualidad, pero totalmente desconocidos en 2007) las negativas serían mayoritaria. Willy recuerda ahora con cierta simpatía las primeras visitas a restauradores: “En el sector la gente me decía que tenía dificultad para vender Rioja y que sería imposible darle salida a un tinto que se hiciera en Jerez. Prácticamente nos decían que estábamos locos”.


¿Cómo se logró entonces derribar ese denso muro de la tradición y costumbre? A pesar de que el rechazo inicial fue importante, Willy encontró el hueco de su bodega en “esos restauradores que investigan y le dan vueltas a las cosas. La provincia de Cádiz cuenta con chef del más alto nivel mundial en ese sentido”. Y precisamente fueron algunos de estos los que vieron rápidamente la identidad como clave para trabajar con estos vinos y los que le dieron el empujón necesario para que el sector abriera la mente.



Poco a poco, sin prisas y con el honesto convencimiento de que se estaban haciendo las cosas bien, Bodegas Luis Pérez no sólo se ha ganado el respeto de Jerez sino que ha seguido creciendo y recibiendo premios y reconocimiento a nivel nacional e internacional.


Reencuentro con la jerezanía

La evolución de la bodega y sus vinos en estos 20 años ha sido siempre constante y progresiva. Se han quemado diferentes etapas y se han mantenido los referentes originales de las cepas plantadas por Luis Pérez, su mujer y sus hijos, pero durante todo este tiempo en la cabeza de Willy siempre rondó una obsesión: la identidad jerezana. Tras varios viajes por el mundo, el enólogo regresó dispuesto a cerrar el círculo y reencontrarse con la identidad de su tierra. Por eso empezó “a hacer todos los jereces, los vinos sin fortificar y los vinos blancos. Siempre con uva palomino. Se arrancó una nueva etapa en la finca el Corregidor. Allí, en unas viñas muy viejas de palomino, se comenzó este proyecto, que es el proyecto de mi vida. Me ha servido para realizarme y reencontrarme con la jerezanía”.

"El Muelle representa lo que puede ser el futuro del Marco en lo que respecta a las ventas: los vinos blancos de Jerez"

El resultado de esta obsesión se encuentra embotellado en vinos como El Muelle. Willy explica con pasión que “se trata del vino blanco de la bodega. Se hace con uva palomino. Representa lo que puede ser el futuro del Marco de Jerez en lo que respecta a las ventas: los vinos blancos de Jerez. Antiguamente se llamaban vinos de pasto. Creo que este vino puede ser muy importante para nuestro futuro ya que se trata de vinos de un año o dos, con una levísima crianza biológica. Al final la crianza biológica te da ese recuerdo a jerez, pero con las sensaciones de la palomino. Normalmente tiene unos 13 grados y se trata de un vino blanco, afrutado con una suave sensación de ajerezamiento, que es lo que nos gusta a nosotros”. En definitiva, se trata de una magnífica solución para que los consumidores puedan beber buen vino blanco de la zona conservando la identidad jerezana.



Y es que precisamente esa es la magia de Bodegas Luis Pérez, que ha tenido la capacidad de alcanzar la gloria a base de tintos, rosados y blancos pero sin perder todas las raíces, virtudes y personalidad que tienen los vinos que nacen en la campiña jerezana. Esta filosofía es fruto de entrelazar pasión y obsesión. Una combinación llevada hasta el extremo de levantarse en mitad de la noche para realizar anotaciones sobre la vinificación… o comenzar vendimiando para los amigos y terminar soñando con hacer el mejor vino del mundo.



61 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
2-de-45-blanco copia.png