logo en la gloria.png
Buscar
  • En la Gloria

“Los 90 fueron los años dorados de la gastronomía en la Feria”

A los jerezanos nos encanta presumir de Feria. Por estética, ambiente y gastronomía, la colocamos en los altares de los grandes eventos internacionales. Por eso, dos años sin pisar el Real tienen al jerezano “como un mono que no sabe ni a dónde va”. Así lo entiende uno de los grandes referentes gastronómicos del González Hontoria y de Jerez como Juan Carlos Carrasco. Junto a su hermano Alfredo, se han convertido en auténticos especialistas de los fogones de una caseta.


Iniciaron su trayectoria casetera en el año 90 y llegaron “a llevar seis casetas. Posteriormente, a partir de 2004 comenzamos a gestionar nuestras propias casetas. A partir de ahí, todo cambió un poco”. Fueron años de una gran progresión y, sobre todo, de un tremendo crecimiento de las cocinas de la Feria del Caballo. De hecho, Juan Carlos resalta que “los 90 fueron los años dorados de la gastronomía en la Feria. Había muchos profesionales muy buenos. Era duro entrar. Estaban los hermanos Méndez, Juan Hurtado, Restaurante Don Pepe, El Chuleta, Primitivo… eso le dio a la Feria empaque, fuerza y caché. Algunos de los restaurantes más importantes de la provincia incluso llegaban a cerrar durante los días de Feria. Todo el mundo se iba al Real”.

La clave de este salto de calidad es que los empresarios del sector trasladaban “la gastronomía de los restaurantes a la Feria. Eso es algo muy complicado y difícil si se tiene en cuenta que un mes antes de que arranque la fiesta, en el parque lo único que hay son jaramagos. Hay que querer mucho a este evento para montar para sólo una semana un restaurante donde antes no había nada”.

Paco Ruiz Méndez y la caseta de Domecq

Paco Ruiz Méndez, de Mesón El Coto, también acumula muchos años de albero en los zapatos. La caseta de Domecq era su carta de presentación en el Hontoria, aunque tampoco faltaba nunca a la Feria de Abril en Sevilla, dando de comer a los socios del Real Aeroclub.


Paco coincide con Juan Carlos y también considera que “el servicio que se da ha cambiado mucho. Ahora se ofrecen los mismos platos que en los restaurantes. Eso es algo muy difícil. Antes sólo comías pescado frito, tortillas, montaditos o un guiso”.



Se encontraba en la gloria trabajando en estas casetas, pues incluso reconoce que durante estas fechas prefería meterse en la cocina que disfrutar de la fiesta. Eso sí, tiene muy claro que Sevilla puede tener mucha fama, pero “la Feria de Jerez es la más bonita de España”.



12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
2-de-45-blanco copia.png