logo en la gloria.png
Buscar
  • En la Gloria

Veinte años presumiendo de Ismael Jordi

La del 2020 debía ser una temporada redonda para Ismael Jordi. Hace justo un año, el tenor del que presumen los jerezanos tenía por delante varios meses repletos de trabajo, emoción y momentos muy especiales, pues se disponía a celebrar el vigésimo aniversario de su debut profesional como protagonista de una obra. Y a pesar de las restricciones, dificultades e inconvenientes provocados por la terrible pandemia de coronavirus, Ismael ha podido vivir grandes actuaciones durante esta especial campaña. Es cierto que su calendario -como el del resto de actos culturales y sociales- quedó muy mermado, pero el destino no sólo le ha dado una tregua en algunas de las jornadas más señaladas, sino que además le depara preciosas emociones para el futuro.


Probablemente la mayor marca de su calendario se encontraba en el 26 de septiembre, día en que el tenor y ‘su’ teatro Villamarta se reencontraban una vez más para celebrar sus 20 años de carrera artística. El cantante sólo tiene palabras de agradecimiento para “el Villamarta y su directora Isamay Benavente. Inicialmente estaba previsto para abril. Lógicamente con el estado de alarma se suspendió todo, pero desde un primer momento tenían claro que el concierto se celebraría en cuanto la situación lo permitiera”. Y de hecho, así ha sido, pues Ismael Jordi fue el encargado de reabrir el telón en Jerez en cuanto el COVID-19 dio un diminuto respiro.

Veinte años después de meterse en el papel de Ernesto de Don Pascuale, el tenor llenaba el escenario con un programa conformado por varias de las canciones que le han acompañado durante toda su trayectoria. Y lo hacía con “la madurez vocal y personal” que precisamente ha macerado durante estas dos décadas: “Ahora estoy disfrutando mucho más. No es lo mismo cuando yo debutaba en Ámsterdam con Lucia Di Lammermoor, que ahora que llevo 90 funciones cantadas. En todos los trabajos pasa algo similar. Un cantaor flamenco no hace unas seguirillas con 20 años igual que cuando ya cuenta los 50. Dominar la situación vocal te deja libertad para decir de otra manera lo que estás cantando”.

El Premio Max de las Artes Escénicas, con la producción del Teatro de la Zarzuela Doña Francisquita dirigida por Lluís Pasqual o el “emotivo” homenaje a Alfredo Kraus en el Teatro Pérez Galdós han sido otros de los grandes momentos vividos durante un año que cerró en Madrid. Y es que el artista jerezano tampoco se quiere olvidar de “agradecer a Daniel Bianco, director del Teatro de la Zarzuela, que no suspendiera el recital a pesar de lo apretado del calendario. Era un día muy especial dedicado a Alfredo Kraus, al que se le otorgó la nominación de uno de los palcos”.

"Tengo que agradecer que no se suspendiera el recital en el Teatro de la Zarzuela; era un día muy especial dedicado a Alfredo Kraus"

“El público estaba con ganas. Se les veía con ilusión por disfrutar de la música”, recuerda un Ismael Jordi que no dejó pasar la ocasión de rendir su pequeño homenaje a uno de los grandes artista que ha dado su tierra, que ha dado Jerez. El tenor puso en situación al público explicando que precisamente durante esa jornada se celebraba en su ciudad natal una gala para reconocer la obra del compositor Manuel Alejandro. Era un motivo más que justificado para que el Teatro de la Zarzuela retumbara con el tema “Se nos rompió el amor” y el tenor jerezano dejara con la famosa canción en la cabeza a todos los presentes: “De camino para los camerinos, al término del concierto, me crucé con más de un técnico canturreando la letra del maestro Manuel Alejandro”.

Y así se ponía fin a un 2020 que no sólo debía ser un curso de conmemoración, sino también un año de estreno y debut en el famoso Metropolitan Opera House de Nueva York. Ismael había despejado su calendario para el mes de diciembre con vistas a preparar su puesta en escena en Manhattan con Romeo y Julieta. La pandemia ha provocado que los focos americanos tengan que esperar… pero no por mucho tiempo, pues en sólo dos años nuestro tenor jerezano tiene prevista una nueva cita para que el público neoyorkino termine EN LA GLORIA.


Entradas Recientes

Ver todo